Dicen que se ha escapado un tigre en Bryanston, un barrio de Johannesburgo y que aconsejan a los vecinos que cierren las ventanillas de sus coches mientras conduzcan por los aledaños. Vamos, lo típico. Lo anuncia un trabajador de la “Animal control Unit” a pie de calle cartón en mano y escrito a mano (véase foto para creer). Quizá no se trate más que de un bulo que sueltan de vez en cuando para agitar una apacible mañana. Quizá. O quizá no. A mí no me miren que yo acabo de llegar. Welcome to South Africa!

 

 

Algunos medios locales que se hacían eco de la noticia a primera hora de la mañana para luego desmentir la noticia. (http://fourwaysreview.co.za/248408/tiger-on-the-loose-a-hoax/).

Anuncios