Sudáfrica nombra al primer capitán de rugby negro en 127 años de historia. El flanker Siya Kolisi, de 26 años, es un habitual de los Springboks y debutará como máximo estandarte ante Inglaterra. 

Nelson Mandela esperaba mucho del Mundial de Rugby de 1995 celebrado en Sudáfrica, había mucho más en juego que alzarse campeón del mundo. El líder revolucionario pretendía que, a través del deporte, se cerraran algunas heridas del Aparheid. Por ello, hizo de los Sprinboks el equipo del pueblo (y no sólo de la minoría blanca del país), y a Chester Williams, un héroe. Veintitrés años después del Mundial y cinco años después de la muerte del carismático líder, la selección nacional ha nombrado al primer capitán negro en los 127 años de historia. Su nombre es Siya Kolisi  y tiene 26 años. El flanker (ala) recibió el lunes el brazalete de capitán y debutará como tal el próximo 6 de junio ante Inglaterra durante una serie de tres pruebas (Test Match).

Kolisi es un habitual en los Springboks y es el capitán de su equipo, el Western Stormers. Su nombramiento como tal también en la selección es, además de merecido, simbólico. La federación de Rugby, que tiene un ojo puesto en el Mundial de Japón de 2019, sigue dando pasos hacia la inclusión y normalización. El joven fue vicecapitán con anterioridad pero ahora será el titular en tres partidos que disputarán contra Inglaterra en el continente africano. Antes de esta cita, los Springboks se miden a Gales en Estados Unidos y, en esta ocasión, el elegido para liderar al equipo es el afrikaner (término usado para denominar a los blancos) Pieter-Steph du Toit.

El director de rugby de Sudáfrica, Rassie Erasmus, confirmó la noticia cita el lunes: “Sé que Siya es un buen líder, y estoy emocionado por lo que puede ofrecernos. Siempre he entendido los problemas que existen en nuestro país y que forman parte de lo que somos. Intentamos corregir lo que hicimos en el pasado. No estoy intentando forzar las cosas”, explicó el seleccionador, Rassie Erasmus.

Reacciones en el mundo del rugby. La noticia llega tres años después del debut internacional senior de Kolisi, en la que fue nombrado hombre del partido contra Escocia. El jugador de 26 años ha acumulado desde entonces 28 apariciones en el Test, anotando cuatro tries.   Los expertos han aplaudido esta decisión, aunque para muchos llega tarde y todavía queda mucho camino que andar. “Un capitán negro de Bok es un buen comienzo, pero se debe hacer más”, dice el primer jugador negro de Springboks, Kaya Maltona.

No es el único: Otro jugador negro, Chiliboy Ralepelle, había llevado el brazalete de capitán del XV sudafricano en 2006, pero solo para un encuentro sin nada en juego contra una selección mundial que no tenía el rango de un test-match oficial.

Los orígenes de Kolisi. De origen humilde, el jugador perdió a su madre cuando tenía 15 años y se hizo cargo, además,  de sus hermanastros. Creció en la comunidad Zwide, a las afueras de Port Elizabeth. Un torneo juvenil, cambió su vida. Le otorgaron una beca que le catapultó hasta donde se encuentra hoy, en la cima del rugby internacional.  “Empecé a soñar de manera diferente, porque tenía todo lo que necesitaba”, recordó durante una entrevista reciente con World Rugby. En sus primeras pruebas provinciales, ni siquiera tenía un par de pantalones cortos de rugby, sino que jugaba con un par de boxers de seda.

El rugby ha sido considerado en Sudáfrica como un deporte reservado solo para blancos, especialmente durante el régimen del ‘apartheid’. Desde la llegada de la democracia en 1994, se ha abierto muy lentamente a la mayoría negra del país (80% de la población) y a la comunidad mestiza.

Anuncios